sábado, 8 de diciembre de 2018

El submarino el tractor el chaleco amarillo.

Amarillo el submarino,  amarillo  es,  submarino es.

Era la cantinela de una canción. El submarino era amarillo. Un color de moda en París que se presenta en los chalecos.

Nosotros tenemos un tractor amarillo que es lo que se lleva ahora. Pues hay que tener un tractor que es el mejor descapotable.

Los franceses amantes de la moda han logrado que el chaleco amarillo sea tan famoso como el submarino y el tractor  en este otoño.

Ya lo hicieron en la Revolución de 1789 con los sansculottes y es que, como he dicho en algún ocasión, toda revolución es estética.

Todos tenemos un chaleco amarillo  y nos los podríamos poner para salir a la calle para hacer nuestras demandas.

En España no ha salido nadie ¿porque? En Francia salen y en algunos países europeos también.

Vivimos en la era de la sociedad digital y su influencia es cada vez mayor en nuestras vidas. La pregunta sería:
¿Saldrían a la calle nuestros chalecos amarillos si gobernara la derecha en España?

Dejarse llevar es una de las características de lo que denomino mente oveja o mente colmena. Una mente muy influenciable por corrientes y movimientos, poco independiente y libre. En el siglo XIX se les denominó masas, turbas, chusma. Suelen ser miles frente a millones que callan.

Tener razón no basta. Y siempre que se juega sólo con las razones sin ponerles límites acabamos sin razón alguna.

domingo, 25 de noviembre de 2018

PEÑISTAS

PEÑISTAS
No, nos  referimos a los miembros de las Peñas de las Fiestas de Peñaranda. Que nos referimos a los partidarios de un "Peñón".
¿Qué quienes son?
Son todo aquellos que empeñan su vida en una causa territorial a la que denominamos "Peñon".
Hay de muchas clases. Son todos ellos muy revindicativos y casi siempre están o enfadados u ofendidos cuando les tocan su "Peñón".
Los peñistas suelen ser recelosos de todos aquellos que no entienden ser peñistas y no reconocen su peñón.
Suelen llevar siempre banderas y símbolos de su peñón.
Se les distingue bien.
La vida está llena de peñistas, todos lo somos un poco. La casa, el pueblo, la provincia, la región, la comunidad, la nación, son peñones famosos.
Desde pequeño nos enseñan a ser peñistas, pero cada familia tiene su peñón y así ocurre alguna veces que el mismo peñón puede ser revindicado por varios peñistas que no se llevan bien entre ellos y pasan la vida enfrentados por su peñón.
¿Qué cual es mi peñon?
Después de muchos años, acabo de cumplir 54, puedo deciros que mi peñón es el Cielo. He descubierto que está dentro de mi y paso muchas horas buscándolo y cada día encuentro un poco y cacho a cacho estoy empezando a construir un pequeño cielo dentro de mi, ese es mi peñón al que vuelvo cada vez que quiero y lo necesito. Desde que lo encontré los peñones habituales no son para mi más que el clamor por un cielo que muchos buscan fuera y dentro de cada uno está.
Busca tu peñón en tu corazón y encontrarás el camino al cielo, construyelo y te darás cuenta de cuán absurdo es buscar y construir peñones fuera.

domingo, 11 de noviembre de 2018

El camino de la humanidad.

¿Qué fue antes la gallina o el huevo?

¿Qué fue antes el humano o la humanidad?

Me voy a mojar, antes fue lo humano y después la humanidad. Para llegar a ser humano antes hemos de haber sido otra entidad.

Si fuimos otra entidad podemos llegar a ser otra diferente en el futuro.

Me explico: Si del animal venimos. ¿A dónde vamos y dónde llegaremos?

Estamos en camino, lo que se denomina evolución. Y supone movimiento. Dejaremos de ser humanos y nos convertiremos en una entidad diferente.

¿No os parece apasionante?

Pero algunos quedarán atrás. Como los animales. Y algunos humanos seguirán siendo humanos. El resto evolucionará.

La noticia importante es que este cambio no se producirá de un día para otro, es evolutivo, lo que supone que el camino ya ha comenzado y que algunos ya están lejos mientras otros no se deciden a emprenderlo por miedo y la mayoría es aún ignorante de que hay un camino.

¿Y tú, si tú, qué haces?

No tiene que ver con la edad. Tiene que ver con la actitud. Hay jóvenes, niños y niñas que quedarán atrás y hay adultos y ancianos que están ya muy lejos en el camino.

Lo experimento todos los días. Una parte de mi está triste por las perdidas de tantos y tantas y otra parte de mi está entusiasmada con emprender cada día el camino.

Hoy haré una etapa más. Cada día un poco más.

Caminaré sin mirar atrás para no convertirme en estatura de sal.

Siempre Adelante.

¿Y tú? ¿Dónde estás?

domingo, 28 de octubre de 2018

Planeta AGUA

No le preguntaron a los delfines. Quien puso a este planeta el nombre de tierra debía ser de secano.

Se nos olvida que vivimos en un planeta cuya mayor extensión superficial es de agua y en cuyo fondo está la montaña más alta del planeta.

Los niños y niñas en el cole aprenden pronto el ciclo del agua. A los adultos se nos olvida.

Somos los seres humanos un 80% agua.

En fin,  que no nos puede sorprender que el agua quiera establecer sus reglas cuando los polos se deshielan y la contaminación cambia las reglas del equilibrio planetario.

El Reino del agua ha tomado una decisión y quiere hacerse protagonista de la vida planetaria en la que un puñado de diminutos seres no dejan de crecer y de jugar a ser los amos desde la tierra que pisan y en la que se creen estar a salvo

El agua es nuestra vida. El agua nos está avisando. Es una inteligencia desconocida que quiere comunicarnos.su malestar y desasosiego por nuestro comportamiento.

Es momento de reflexionar, de tomar conciencia, de asumir el hecho de que no estamos solos en este planeta y que la compartimos con quien nos creó y dejo crecer, ni mas ni menos que el Agua.

Planeta Agua. Piénsalo.

Siempre Adelante

domingo, 14 de octubre de 2018

Huracán CONFIANZA

Confié  en las noticias y en las indicaciones de las autoridades e hice lo que consideraba mejor para mi familia.

Confié.

Al final no ha sido como se esperaba. No ha pasado  nada de lo que imaginábamos. Pasó sin pena ni gloria lo que era un huracán, luego un ciclón y finalmente una tormenta.

Más todo me ha hecho pensar y reflexionar acerca de actitud que adoptamos  frente a las sugerencias sobre nuestra seguridad y bienestar.

Más bien no hacemos caso, no confiamos, no nos creemos casi nada y tenemos nuestras propias opiniones de todo pese a que no sabemos nada de casi nada.

La desconfianza es la reina de nuestras vidas. No nos fiamos de nada ni nadie que no sea nosotros mismos. Un egocentrismo autoreferenciado sobre el que he hablado en alguna ocasión.

La crisis  no es económica o de valores. Es una crisis de confianza.

No nos fiamos de nada o nadie.

Trabajar la confianza es una asignatura pendiente para esta sociedad.

Hice lo que tenía que hacer, confiar.  La confianza en uno mismo se gana confiando. Cultivando la confianza.

domingo, 30 de septiembre de 2018

Datados y dataderos.

Los datos como el petróleo del siglo XXI o el oro de toda la vida.

Los datos. Todos tenemos datos. De algunos no sabemos ni que existen. Pero los seguimos teniendo y siguen siendo nuestros pese a nuestra ignorancia.

Cuentan que los habitantes de las Américas despreciaban el oro que lo cambiaban por baratijas y alcohol a los europeos, ambiciosos del oro.

Hoy la sociedad se divide en dos. Los que como los aborígenes americanos desprecian los datos y los que como los colonos los adoran y están dispuestos a todo para conseguirlos.

Vendrá un tiempo diferente en él que los datos nos colocarán en una organización social muy diferente. Hasta entonces jugamos a ciegas la mayoria frente a un minoría que conoce las claves del futuro y las explota a su máxima potencia haciéndo de los datos puro oro y con ello poderoso en la sociedad actual a costa de quienes ignorantes se los dan gratis.

Así ha sido y será en la historia. Ahora es el momento de los datos como lo ha sido del petróleo o el oro en otras épocas.

Date cuenta de que Google sabe más de nosotros  que nosotros  mismos y eso que no sabe lo acabará sabiendo porque se lo acabaremos contando.

Acabamos de generar datos con este alicución y su posterior difusión en redes sociales. Ya hemos generado datos, algunos datos y no vemos el oro por ningún lado, más en algún rincón del Ciberespacio existe una hucha que habrá aumentado su peso y contenido, tendrá más datos y con ello más dinero.

Unos somos los datados y otros los dataderos.

jueves, 13 de septiembre de 2018

La tesis de cada uno

Hace unos meses una tesis era para la mayoria un opinión acerca de algo. Hoy tiene una resonancia diferente desde que la política ha tomado uso de la misma como arma arrojadiza.

Todo el mundo tiene unA tesis de todo o casi todo. En Derarrollo Personal se denominan creencias. Las tesis y creencias conforma la vida. Hay gente con tesis de izquierdas, de derechas y de centro, hay gente con tesis religiosas, ecológicas, educativas, sociales, económicas...y las más usadas y frecuentes, las tesis deportivas, sobre todo sobre el futbol. Todos tenemos una tesis.

La cuestión que has suscitado el debate es si nuestras tesis son originales o existe plagio. Lamentablemente hemos de darnos cuenta de que las tesis que manejamos en nuestra vida son el resultado de un plagio. Razón tienen aquí los que dicen que somos los libros que leemos, las emisoras  de radio que esuchamos, la televisión que vemos, las redes sociales donde miramos e interactuamos, la educación, la cultura que nos han inculcado. En fin, todo cuanto conforma nuestra tesis es un absoluta plagio, una repitición de estructuras aprendidas a lo largo de los años y sobre todo en la infancia, donde se conforman la mayor parte de nuestras creencias, nuestras tesis.

Bienvenidos al club de los imitadores, de los que copian, de los que plagian, de los seres humanos, en suma, pues nuestra naturaleza no es otra que aquella que aprende a aprender y en el proceso de aprendizaje tan sólo es un espejo de lo que ve, oye, huele, toca, saborea provocando sentimientos y con ellos pensamientos que nos llevan a la acción.

Pues eso, que si tesis se está hablando, comencemos por la nuestra. O es lo que lo mismo el autoconociimento y, tengamos cuidado pues algunos descubren que sus tesis son las de otro y que realmente no están viviendo su vida si no la de otro.

En todo caso, recuerda. Siempre Adelante.