domingo, 30 de octubre de 2016

EL PUNTO FINAL

La vida está llena de puntos, la mayoria son "punto y seguido" y otros "punto y aparte". Pero hay uno que solo se produce una vez en la vida: "El punto final".

Ese sólo llega una vez, es el último. La cultura del punto final o de la muerte no se enseña en los colegios, es aprendida como constumbre de padres a hijos. Encargados aquellos de transmitirla. En nuestra sociedad desde hace miles de años dedicamos un día a recordar y celebrar los puntos finales de quienes nos precedieron. Una constumbre y un rito ancestral. Somos animales de constumbres. Es un día de agradecimiento a todos los miles de millones de seres anónimos que vivieron y sobrevivieron para que cada uno  de nosotros estemos hoy aquí. Recordamos como mucho, los nombres de los abuelos, pero mas dificil es recordar el nombre de los bisabuelos y tatarabuelos, por ellos, por todos los anónimos seres que permitieron que yo mismo y tu mismo estuvieras hoy aquí, por eso el dia de los DIFUNTOS es un día de inmensa alegria al honrarles a todos. De bien nacidos es ser agradecidos.


Más la mente y los sentimientos, o mas bien el sentimentalismo, se apropia de nuestras vidas y nos hace creer que basta con recordar y sentir a aquellos que quisimos, nuestros más recientes congeneres. Esta manera de gestionar el recuerdo es un claro apego y los apegos suelen ser poco agradecidos, más bien son el patrimonio al que nos aferramos para no abrir los brazos al mundo.

Te propongo un paseo por el cementerio de Peñarada en actitud de gratitud, abre bien los sentidos respira y para y repara en las tumbas abandonadas, ya olvidadas y dales las gracias, pues gracias a ellos estamos todos aquí hoy.

Feliz día de DIFUNTOS. y punto final, pues todo llega a su fin.

Para COPE Peñaranda, emitido el 31 de octubre de 2016.

No hay comentarios:

Publicar un comentario