domingo, 2 de abril de 2017

El DOLOR

El dolor se ha convertido en el tema enemigo a combatir en todos los campos; físico, mental, emocional y espiritual.

Nadie quiere el dolor para si mismo y los suyos.

Pero como dijo Buda: "El dolor es inevitable..."

Negar parte de la naturaleza conlleva generar sobre ella una sombra, una zona oscura en la que se acaba generando una energía que al final se adueña de nuestra vida al poco que pueda.

Se acerca la Semana de Pasión o Semana Santa. En la Iglesia Católica algunos ya se afanan en correr hacia la Resurrección cuanto antes para evitar la Pasión, un manual del dolor sobre el que no se quiere mucho profundizar en una época como la que vivimos que lo niega en absoluto.

La salida al dolor está en el propio dolor.

El camino es personal e individual. En el dolor estamos solos. Tal vez sea su primera consecuencia; la soledad.

Aceptar el dolor para luego tratarlo es el camino como enseña la primera lección del Maestro en el Huerto de los Olivos.

Aceptar no es resignarse, es comenzar a cambiar lo que quiero quiero cambiar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario