lunes, 16 de abril de 2018

DISCERNIMIENTO

Aprender a pensar es hoy una imperiosa necesidad. La gente pensamos pero nadie nos ha enseñado a pensar. Ahora lo llaman generar Rutas de Pensamiento.

La gente creemos que los pensamientos son patrimonio. De hecho se genera con esta máxima la ideología. Soy lo que pienso.

Hoy superada esta forma de entender la vida impera el sentimiento. Soy lo que siento y se vuelve hacer patrimonio intangible de los sentimientos. Nace el sentimentalismo.

La época en que el cuerpo imperó y fue la fuerza su lenguaje está muy lejos.

Más cerca está el lenguaje de la energía que se estudia desde hace sólo unos años y que está reportando grandes descubrimientos.

El espíritu siempre rondó, ronda y rondará al ser humano. Sus mensajes por sutiles suelen pasar desapercibidos y tan sólo los captan los iniciados.

Identificar los mensajes de la mente con los pensamientos, las emociones con los sentimientos, el cuerpo, el espíritu y la energía es una asignatura pendiente de todo aquel que quiera evolucionar y herramienta precisa para hacerlo es el DISCERNIMIENTO.

DISCERNIR es la capacidad para separar e identificar cada uno de los niveles de información facilitados por cada uno de los niveles de percepción de que disponemos y poder así tomar la compresión de la sabiduría que nos lleve a la iluminación en todos los acontecimientos vitales que tienen el carácter de transformadores, es decir, los que nos permiten evolucionar.

Aprendamos a Discernir ahora que ya pensamos y sentimos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario