martes, 26 de junio de 2018

Modo verano

Aprende a poner la cabeza a descansar durante el verano.
1. Decreta las vacaciones.2. Establece horarios.3. Programa actividades.4. Plan de lecturas.5. La siesta.6. El agua.7. La naturaleza.8. La alimentación.9. La amistad y la familia.10. El silencio
Julio de la Torre Hernández es Coach, Educador Transpersonal y Consultor en Mindfulness y Alimentación Consciente. Es Abogado Experto en Medios Alternativos en la Resolución de Conflictos y Derecho Tecnológico e Informática Forense.

Dispone de un programa de entrenamiento para todo tipo de personas en seis sesiones y da clases de Mindfulness y Vida Consciente en el Barrio del Oeste desde hace seis años.

Su Blog www.ciudadanomediasor.es cuenta con miles de post sobre crecimiento y desarrollo personal. Su canal de Youtube con su serie "Desayuna con Tu Coach" y su web www.juliodelatorre.es es muy activo en Redes Sociales.

Tiene escrito dos libros "HAZTE NAVIDAD" y "HAZTE AMOR" que pueden adquirirse en formato electrónico en La Casa del Libro.

Se le puede escuchar en su programa de radio EN3D desde hace cuatro años en Radio USAL los miércoles de 12:30 a 12:45.

En esta ocasión nos ha elaborado en exclusiva para nuestro periódico un Programa de Consciencia y Desarrollo Personal en diez puntos para vivirlo este vderano Se trata, como él dice, de pasar a MODO VERANO "En verano descanso y de vez en cuando trabajo y el resto del año trabajo y de vez en cuando descanso" una programación mental básica para este período del año. Asegura que con un buen trabajo personal evitaremos mejor el síndrome de estrés postvacacional o lo llaman el síndrome de las vacacioneso del tiempo libre, aunque también hay quien habla de la depresión de la tumbona. "En ambos casos los cambios bruscos de hábitos, circunstancias y entornos son la causa junto con el desconocimiento de cómo funciona nuestra mente y en fin nuestro organismo" nos dice el Coach. Pero dejemos que nos ilustre con sus sugerencias, pues no quiere que les llamemos consejos, dadonque los Coach no los dan.
Decreta las vacaciones

Se trata de actitud. O eliges o elige, así es la mente. Toma el control y decide cuando empiezan y cuando acaban tus vacaciones de manera mental. Al igual que no existen enfermedades, existen enfermos. Así también no existen tantas mentes como personas. La Neuroplasticidad nos demuestra que cada ser humano tiene un cerebros diferente aún cuando la creencia popular es que es igual para todos y en todos. Coméntaselo a tu familia, amigos y colaboradores. Estás en MODO VERANO, prima el descanso frente al trabajo.
Establece horarios

Como si de un comercio se tratara establece y decreta los horarios de trabajo, deporte, descanso, relax, ocio... Nuevamente toma el control de la mente. Elige o elegirá ella.

Son como referencias o señales que has de aplicar con flexibilidad. La gente cree que la anarquía debe ser la expresión libertaria de las vacaciones y no sabe que la mente necesita un orden estricto de las pautas. Rígido en las normas y flexible en su aplicación, lo que se denomina fluir. Date permiso para no cumplirlas pero se consciente de la decisión y sus motivaciones.
Programa actividades.

Volvemos con el hacer lo que surja cuando estamos de vacaciones para muchos. Más bien se trata de establecer el marco referencial en el que se van a desarrollar la mayor parte de tus actividades. De nuevo con fluidez, sin rigidez.

Cuánto mejor ensayo mejor improviso. Se trata de poner a cerebro pequeñas metas que debe cumplir. En este caso serán referente al ocio principalmente, que es el que más programación y disciplina requiere.

Quien al final del verano ha cumplido sus metas está aún más satisfecho que quien ni siquiera se la planteó. Existe una muy buena y difícil a veces de llevar a cabo: "Dolce far niente"
Plan de lecturas.

Muy recomendable. Darme de comer a la mente nuevos materiales. Nuevos pensamientos. Nuevas palabras. Que pueda soñar e imaginar. La neuroimagen nos ayuda a crear sinapsis o conexiones neuronales que dinamizan el cerebro.

Aquí incluyo pintar, dibujar, escribir, cantar... en fin todas esas actividades creativas que es como llevar al cerebro de vacaciones a un parque temático. Te lo va a agradecer.
La siesta

De orinal, pijama y Padre Nuestro como decía Camilo José Cela. La cabezada la dejamos para el invierno y pasamos a modo siesta en la que será el cuerpo, más que la mente el wur descanse. Esta costumbre mediterránea y tan española se ha convertido en todo un descubrimiento de bienestar y regeneración energética. Alabada por la comunidad médica como un hábito y costumbre muy saludable.
El agua.

Un preciado tesoro en verano. Un elixir de la vida sustituido por bebidas carbonatadas o alcohólicas que tsn poco beneficio aportan a la vida saludable. Más non sólo se trata de beberla, se trata de tener con ella una relación consciente en los ríos, lagos o mares. Un baño en plena consciencia que nos aporte la vitalidad y sabiduría que contiene el código genético más antiguo de la tierra y del que descienden todas las criaturas terrenales. Este mundo es más agua que tierra. Baños conscientes de agua si aditivos químicos en los que la piscina tan sólo refresca al no disponer de los energía natural de las aguas sin tratar químicamente.
La naturaleza

La madre la denominamos. La proveedora es la madre. En ella está la energía condensada de una manera tan potente que cuando nos ponemos en contacto con ella nos transforma de manera clara. Son los repositorios de energía más potentes que existen. Relacionarse con ella de manera sencilla y con respeto. Emplear la consciencia para estar presente. Nunca defrauda la naturaleza. Una cita ineludible. Un contacto absolutamente necesario para reponer las pilas.
La alimentación.

En "modo verano " la alimentación puede y debe ser muy consciente. Tenemos tiempo para cocinar y para comer. Más nos empeñamos en volver a dar rienda sueltas a nuestros deseos en la creencia de que la dieta luego arreglará los desmanes del verano. Es el momento de convertir el alimento en nuestra medicina. Programar y ser responsables. Dándonos permiso para la fiesta y el banquete entre amigos sin sentimiento de culpa. Más siendo la excepción y no la norma. Las alegrías para el cuerpo, como dicen algunos, tienen facturas muy elevadas que pagar en el futuro cuando en vez de uso se abusa de los impulsos hacia la comida y la bebida dejándose llevar. La comida puede ser nuestro mejor aliado para el bienestar.
La amistad y la familia

Durante el modo verano relacionarse con los que amamos y nos aman es una fuente de desarrollo emocional. Vivir las emociones y sentimientos de apego y pertenencía. Ser cosnciente de la red familiar, social y afectiva que nos sostiene y nos apoya genera la producción de neurotransmisores potentes junto con el potente sentimiento de seguridad nos regenerar la fuerza y el empoderamiento precisos. No se trata sólo de la pandilla para el momento de cachondeo en las fiestas que sólo es una parte y muy pequeña de esta potente herramienta. Se trata de momentos de calidad de conversación y convivencia serena y cosnciente.
El silencio

El cerebro descansa en el silencio. El aquietamiento mental mediante técnicas de meditación y contemplación . La búsqueda se entornos silenciosos. Un par de días o una semana al final del verano para reposar las vivencias y abandonarte en la simple observación. En este sentido Mindfulness nos puede ayudar mucho. Hay gente que en vacaciones está llena de ruidos internos y se ha rodeado de ruido en su entorno durante el ve ver

No hay comentarios:

Publicar un comentario